LAS TIC EN LA ENFERMERIÍA DOCENTE

María Isabel Arandojo Morales(1), José Luis Martín Conty(2)

(1) Doctora por la Universidad Complutense de Madrid. Enfermera del Servicio Médico del Colegio de Guardias Jóvenes " Duque de Ahumada". de la Guardia Civil

(2) Doctor por la Universidad de Alcalá. Profesor Ayudante de la Facultad de Terapia Ocupacional, Logopedia y Enfermería de Talavera de la Reina.

Resumen: La incorporación de las nuevas tecnologías en el campo de la sanidad ha producido cambios evidentes en el actual modelo de salud y el enfermero ha sido el profesional sanitario que más ha modificado su forma de trabajar. En su rol docente, el uso de estas tecnologías ha modificado su manera de aprender, tanto en la universidad como en el proceso de formación continua durante su ejercicio profesional, y también su manera de enseñar, tanto a los nuevos profesionales como a los usuarios del sistema de salud. Pero estos procesos no están exentos de dificultades, ocasionadas por las carencias de formación tecnológica de los enfermeros, de los futuros profesionales y de los docentes universitarios.

Palabras Clave: Enfermería; Enfermería docente; tecnología; enfermería informática; enfermería y nuevas tecnologías;

Abstract: The incorporation of new technologies in the field of health has produced obvious changes in the current model of health and the nurse has been the health professional who has most modified the way he works. In their teaching role, the use of these technologies has modified their way of learning, both in the university and in the process of continuous training during their professional practice, as well as their way of teaching, both to new professionals and Users of the health system. But these processes are not exempt from difficulties, caused by the lack of technological training of nurses, future professionals and university teachers.

Key Words: Nursing; Educational Nursing; tecnology; nursing informatics; nursing and new technologies;


Arandojo-Morales, MI. Martín Conty, JL. LAS TIC EN LA ENFERMERIÍA DOCENTE. ENE, Revista de Enfermería. v. 11, n. 2, ago 2017. ISSN 1988 - 348X. Disponible en http://ene-enfermeria.org/ojs

INTRODUCCIÓN

Los cambios sociales se producen en la medida en que las sociedades adquieren nuevos conocimientos y, en especial, evolucionan con el avance de su tecnología. En el mundo contemporáneo se han desarrollado, con diferencia de otras, las Tecnologías de la Información y la Comunicación (TIC), que facilitan la manipulación de la información y proporcionan los medios para la adquisición, producción, almacenamiento, comunicación, registro, presentación y transmisión de datos en cantidades anteriormente inimaginables, facilitando la comunicación entre las personas, por lo que han contribuido a transformar el mundo social(1). En el campo de la Sanidad, las modificaciones han sido evidentes. Las TIC se utilizan de tantas y de tan diferentes formas que no hay ningún aspecto o servicio que quede fuera de su influencia(2) y se han revelado como instrumentos que refuerzan, ayudan y mejoran el actual modelo de salud. Por su proximidad y por ser la persona de referencia para el usuario, el enfermero es profesional sanitario que más ha modificado su manera de prestar los cuidados al paciente y ha comenzado a hacer uso de ellas a fin de garantizar la atención, cobertura y continuidad de los cuidados, mejorar los procesos de comunicación y lograr adecuar los recursos sanitarios disponibles a las demandas existentes(3). La enfermería, como profesión, integra la atención que se presta a las personas de todas las edades, familias, grupos y comunidades, enfermos o sanos, en todos los contextos, e incluye la promoción de la salud, la prevención de la enfermedad y los cuidados de las personas enfermas y discapacitadas(4), lo que se puede realizar a través de cuatro funciones esenciales: gestión, docencia, investigación y cuidado.

ENFERMERIA DOCENTE

La enfermería es una actividad compleja porque su finalidad social exige el dominio de una serie de conocimientos generales y especializados que se deben autoalimentar, desarrollar y garantizar en el progreso técnico y tecnológico que requiere la profesión. El trabajo de enfermería lo realiza un equipo de profesionales con competencias y atribuciones diferenciadas, con capacitación de nivel medio y superior. Debido a la necesidad de prestar cuidados cualificados en los servicios de salud, el enfermero debe realizar cursos que mejoren su formación profesional(5). Además, debe realizar educación para la salud, de manera que tiene que saber transformar las prácticas técnicas y sociales, utilizando una metodología centrada en la resolución de problemas, para obtener un cambio de conducta como resultado. También asume un compromiso con la educación, entrenamiento y prácticas de las futuras generaciones profesionales.

La formación del profesional

Tras la integración de las universidades españolas en el Espacio Europeo de Educación Superior (EEES), se han tenido que reformar las estructuras universitarias y los procesos de enseñanza-aprendizaje mediante el desarrollo de nuevos planes de estudio y el uso de nuevas metodologías docentes. En estas reformas, juegan un importante papel las TIC como recurso didáctico, objeto de estudio, elemento para la comunicación y la expresión, instrumento para la organización, gestión y administración educativa y herramienta para la investigación(6). La capacidad de utilizar la información y la tecnología se está convirtiendo en una necesidad generalizada en la educación enfermera. Una cantidad cada vez mayor de los procesos educativos se realiza a través de internet, debido a que la innovación tecnológica en materia de TIC ha permitido la creación de entornos que abren la posibilidad de desarrollar nuevas experiencias comunicativas, expresivas y educativas, posibilitando la realización de diferentes actividades no imaginables hasta hace poco tiempo. Así, a las tradicionales modalidades de enseñanza presencial y a distancia, se suma la enseñanza online o virtual, que usa redes telemáticas a las que se encuentran conectados los profesores y los alumnos para conducir y realizar las actividades de enseñanza‐aprendizaje y ofrece en tiempo real servicios administrativos, utilizándose mediante diferentes técnicas(6):

    - Uno solo: Se establece una relación cliente-servidor cuando el profesor o el alumno pretenden obtener información.

    - Uno a uno: La comunicación se establece entre dos personas, como puede ser profesor‐alumno o alumno‐alumno.

    - Uno a muchos: Basado en aplicaciones como el correo electrónico o sistemas de conferencia. Es, por ejemplo, la comunicación de un profesor con sus alumnos.

    - Muchos a muchos: Caracterizada porque todos tienen la oportunidad de participar en la interacción, como ocurre en los foros de debate.

El trabajo colaborativo entre profesores y alumnos se realiza gracias a la existencia de las redes de aprendizaje, que tienen como centro la voluntad e interés de grupos de personas que se unen y utilizan estos medios de comunicación para crear, compartir y colaborar en la formación, capacitación y perfeccionamiento de los temas que les interesan, a través del uso de variadas herramientas tecnológicas que potencian la interacción, como puede ser desde un debate en grupo sobre un tema hasta dinámicas de trabajo que favorecen la participación activa. Estas redes constituyen la infraestructura de comunicación para el aprendizaje en red y permiten fomentar el conocimiento, propiciando diferentes formas de interactuar y relacionarse con nuevos espacios virtuales creados para estos intercambios de información, en los que los individuos construyen su propio conocimiento(7). Y es que las TIC generan una nueva visión de la formación y afectan a los roles desempeñados por las instituciones y los participantes en el proceso enseñanza-aprendizaje, a la dinámica de creación y diseminación del conocimiento y a muchas prioridades de las actuales inquietudes curriculares. Aportan múltiples ventajas en la mejora de la calidad docente, materializadas en aspectos como(6):

    - Ruptura de las barreras espacio-temporales en todas las actividades porque el aprendizaje se realiza en un espacio físico no real, sino virtual (el llamado ciberespacio), en el que se desarrollan interacciones comunicativas, de manera que la Universidad puede ofrecer cursos y programas de estudio virtuales y extender la posibilidad de realizarlos a personas o colectivos que no pueden acceder a las aulas, cursándolos desde cualquier lugar o dispositivo.

    - Procesos formativos abiertos y flexibles, de manera que se pueden elegir cursos y propuestas de formación impartidas por centros no necesariamente próximos, lo que conduce a la denominada "educación bajo demanda". El alumno aumenta su capacidad de decisión sobre su proceso de aprendizaje, al contar con mayor flexibilidad y posibilidad de seleccionar y organizar su currículum formativo.

    - Mejoras en la comunicación entre los distintos intervinientes del proceso educativo. La interacción entre docentes y estudiantes puede tener lugar tanto de manera sincrónica como asincrónica. Esto favorece e incrementa los flujos de información y la colaboración entre ellos más allá de los límites físicos de la universidad. Así, por ejemplo, cualquier alumno puede plantear una duda, enviar un trabajo o realizar una consulta a su docente desde cualquier lugar y en cualquier momento. También se mejora la comunicación entre alumnos, favoreciendo el aprendizaje cooperativo, y cualquier docente puede ponerse en contacto con colegas de otras universidades y planificar experiencias educativas de colaboración entre su alumnado.

    - Enseñanza más personalizada. La información se puede adaptar a las necesidades de los usuarios, tanto a distintos niveles de formación como a las preferencias por el canal mediante el que se quiere interaccionar, lo que ofrece al estudiante posibilidad de elección de cómo, cuándo y dónde estudiar.

    - Acceso rápido y eficaz a la información, tanto de docentes como de estudiantes, con lo que se reduce su grado de obsolescencia y se utilizan de forma más eficiente las distintas fuentes informativas existentes a través de la red. La información recibida puede ser textual, visual o auditiva.

    - Posibilidad de interactuar con la información. El proceso de aprendizaje universitario deja de ser una mera recepción y memorización de los datos recibidos en la clase y pasa a requerir una permanente búsqueda en la red, análisis y reelaboración de informaciones obtenidas, de manera que el alumno se convierte en constructor de información. Las TIC también ponen a su disposición múltiples materiales para la autoevaluación de sus conocimientos, facilitando el aprendizaje a partir de los errores, permitiendo conocerlos justo en el momento en que se producen y la oportunidad de ensayar nuevas respuestas o formas de actuar para superarlos.

    - Se eleva el interés y la motivación de los estudiantes. El uso de las TIC incita a la actividad y al pensamiento, con lo que los alumnos están más motivados, dedican más tiempo a trabajar y aprenden más al estar permanentemente activos interactuando con el ordenador o entre ellos mismos a distancia, y se implican más en el trabajo.

    - Mejora la eficacia educativa. Al disponer de nuevas herramientas, más recursos interactivos y más información, pueden desarrollarse nuevas metodologías didácticas de mayor eficacia formativa. Además, facilitan el desarrollo de la expresión escrita, gráfica y audiovisual por lo que, para las personas con necesidades especiales, el uso de las TIC proporciona mayores ventajas ya que el ordenador, con periféricos especiales, puede abrir caminos alternativos que resuelvan sus limitaciones.

    - Permiten que el profesor tenga más tiempo para otras tareas. Facilitan la actualización profesional del profesorado porque en Internet pueden encontrar cursos en línea e información que contribuya a mejorar sus competencias profesionales, sin necesidad de moverse de su mesa de trabajo. Además, facilitan la práctica sistemática mediante ejercicios autocorrectivos de refuerzo sobre técnicas instrumentales o presentación de conocimientos generales y mejoran la evaluación y el control del estudiante.

    - Actividades complementarias de apoyo al aprendizaje. El acceso a múltiples recursos educativos y entornos de aprendizaje, pone al alcance de los estudiantes todo tipo de información y materiales didácticos digitales que enriquecen sus conocimientos.

Pero no hay que olvidar que la Enfermería es una profesión eminentemente práctica. Las prácticas son un periodo de formación que supone la incursión del alumno en la vida profesional porque se desarrollan en contextos laborales en los que los estudiantes trabajan como profesionales de su sector. Están vinculadas a la experiencia directa, que se utiliza como herramienta de aprendizaje, y se pueden desarrollar tanto en escenarios de trabajo reales como simulados(8). Es en estos últimos donde se desarrolla lo que se conoce como "simulación clínica" que es la recreación de un escenario que representa un acontecimiento real, con la finalidad de practicar, aprender, evaluar, probar o adquirir conocimientos de sistemas o actuaciones humanas. Las actividades docentes desarrolladas en este sentido utilizan simuladores para estimular y favorecer el aprendizaje, recreando en lo posible un escenario clínico más o menos complejo(9). En enfermería, la simulación ha estado presente desde hace varios años mediante el uso de maniquíes estáticos, maniquíes para resucitación y modelos anatómicos para la práctica de destrezas entre otros. Sin embargo, la simulación de alta fidelidad es unárea relativamente nueva en la formación de enfermería y otras profesiones de la salud donde se integra la tecnología con monitores de simulación y ordenadores(10). Se basa en el empleo de tecnologías que simulan la realidad, ofrecen información y requieren respuestas activas del profesional, permitiendo entrenar habilidades psicomotoras difíciles de adquirir, como por ejemplo los equipos de realidad virtual para entrenamiento de la canalización endovenosa, o bien el manejo y tratamiento de las arritmias(11). Esta tecnología ofrece nuevas alternativas para la enseñanza de estudiantes de enfermería y otras especialidades, así como el desarrollo del pensamiento crítico y la reflexión sobre las experiencias a las cuales se han expuesto. Además, provee una alternativa de práctica repetitiva en variedad de escenarios sin afectar la seguridad del paciente y su verdadero beneficio educacional no es sólo el entrenamiento y capacitación en habilidades técnicas, sino el aprendizaje de los aspectos dinámicos del manejo de los procesos patológicos como miembros de un equipo de cuidados sanitarios(11). Por todo lo visto, la práctica de la enfermería actual exige una constante actualización en el dominio de conocimientos y habilidades. En consecuencia, se hace necesaria una formación no limitada al periodo universitario, en el cual se aprenden las destrezas elementales necesarias para desenvolverse a perpetuidad en el terreno social y laboral, sino una formación continuada a lo largo de toda la vida(6).

Educación del paciente y promoción de la salud

Ya desde 1986, año en que se celebró la 1ª Conferencia Internacional para la Promoción de la Salud en Otawa(12), se ha considerado dicha promoción de la salud como un proceso que permite a las personas, proporcionándoles los medios necesarios, incrementar el control sobre su salud para mejorarla. Posteriormente, en la Sexta conferencia Mundial de Promoción de la Salud celebrada en Bangkok(13) en 2005, es cuando se reconoce que los avances en TIC brindan nuevas oportunidades para mejorar la salud y se plantea la necesidad de utilizarlas para fomentar el autocuidado, tanto personal como comunitario, todo esto favorecido además por el desarrollo evolutivo de Internet. Las TIC permiten nuevas y beneficiosas aplicaciones para el cuidado integral de la salud, lo que ha dado lugar al nuevo concepto de "eSalud" entendido como la intersección entre la medicina virtual y la salud pública, en lo que se refiere a servicios de información de salud que llegan al usuario principalmente a través de Internet y de las tecnologías relacionadas. En un sentido amplio, el término caracteriza no sólo un desarrollo técnico, sino también una forma de pensar, una actitud y un compromiso con el pensamiento global, conectado en red, para mejorar el cuidado de la salud a nivel local, regional y mundial gracias al uso de las TIC(14). Surgen entonces nuevos perfiles de usuarios y de profesionales. El paciente de este nuevo entorno es localizable, imperceptible, pero eficazmente monitorizado, y recibe el nombre de e-paciente o paciente electrónicamente asistido, allí donde se halle y de manera absolutamente discreta. Es una persona más informada, por lo que puede adoptar un papel activo y comprometido y tomar decisiones junto al personal sanitario. Así mismo, puede hablarse sin problema de los e-profesionales, porque la tendencia de los centros sanitarios se dirige claramente a la introducción de nuevos canales de relación con los usuarios(15). Se establecen por tanto nuevas estrategias de trabajo y nuevos canales y entornos de comunicación para la promoción de la salud, la prevención y la restauración de la enfermedad, sectores para los que las TIC e Internet son un complemento de apoyo muy importante para que las personas puedan tomar decisiones a este respecto, porque ofrecen a los actores de los sistemas de salud un espacio de información, un medio de interacción, una herramienta para la provisión de servicios y un medio para utilizar numerosas aplicaciones de salud pública(16). Existe una nueva forma de pensar y de hacer, centrada en que cada individuo (sano o enfermo) es responsable e interviene en su autocuidado y en la conservación de su salud, a lo largo de toda su vida, mediante una educación permanente en la que "aprende a aprender", en un entorno de salud 2.0 y con un modelo centrado en la salud y no en la enfermedad(16). El nuevo modelo de paciente puede así estar formado e informado, compartir información y conocimiento, tomar sus propias decisiones en cuanto a la gestión de su enfermedad o incorporar hábitos saludables y estrategias preventivas a su estilo de vida, usando contenidos que se emiten (webs personales, blogs, videos…) o que se comparten en círculos de su interés (redes sociales, comunidades virtuales…). Los contenidos no son estáticos sino que, en muchos casos, los lectores los pueden modificar, corregir, comentar y distribuir de nuevo y, con ello, aumentar el valor del contenido original. O incluso se pueden generar contenidos colectivamente como es el caso de las wikis, donde cualquier usuario puede editar. Además, los contenidos generados pueden ser transformados e integrados en otras plataformas y aplicaciones(15). Una de las tareas fundamentales de los profesionales y las organizaciones sanitarias es acompañar al paciente en su búsqueda de información en la red, aportándole enlaces fiables y aclarando al paciente sus dudas. Es muy importante para el paciente utilizar la red para el aprendizaje continuo, gracias a la difusión de información y a la posibilidad de establecer contactos con los profesionales. Este aprendizaje social es clave para la innovación y la mejora de las organizaciones, al ser más fácil conocer experiencias reales. Además, las redes de profesionales ayudan a resolver problemas de forma colaborativa gracias a la cooperación y a la participación(17).

DIFICULTADES PARA EL USO DE LAS TIC

Ante estos nuevos retos, los enfermeros se plantean dudas y resistencias relacionadas con las habilidades y los conocimientos que se necesitan para el manejo de las TIC, cuestión que puede actuar como barrera, pero que puede superarse mediante formación y la participación en el proceso de quienes deben utilizarlas. La formación, además de capacitar para el desempeño de sus competencias, facilita la implicación, la responsabilización y la participación de los profesionales que van a utilizar estos recursos(18). Algunos de los aspectos clave en la formación de los enfermeros ante nuevas competencias son la definición de tácticas claras de formación, el apoyo a los enfermeros por parte de los gestores, el diseño de herramientas fáciles de usar que faciliten el aprendizaje y la predisposición de los usuarios frente a la formación, contando siempre son la participación activa del enfermero en un proceso formativo planificado(18). Pero a pesar de todo esto, los profesionales de enfermería tienen dificultades para formarse en las nuevas tecnologías sobre todo por falta de tiempo, por no poder compaginar los turnos de trabajo con los cursos de formación, por motivos familiares o por falta de interés. Esto dificulta la posible formación continuada y supone una sobrecarga de trabajo provocada por la aplicación de TIC sin formación previa(19). Por ello, resulta urgente la inclusión de los conocimientos tecnológicos en la formación continuada de los enfermeros que están actualmente trabajando. La adquisición de las debidas competencias digitales e informacionales, les permitirá establecer una mejor comunicación con sus pacientes y compañeros de trabajo, realizar procedimientos enfermeros a través de las TIC y abordar los sistemas de información en la práctica enfermera(20). Además, a pesar de que las Facultades de Enfermería han introducido el concepto de nuevas tecnologías como asignatura curricular en sus planes de estudio, muchos estudiantes carecen de conocimientos sobre el uso de programas informáticos como hojas de cálculo, software para presentaciones, manejo del sistema operativo, seguridad de los datos o como analizar la calidad de un sitio web relacionado con la salud, por lo que carecen de recursos importantes para el desarrollo de competencias informáticas(21, 22), es decir, no se hace hincapié en la alfabetización informática y se espera que los estudiantes adquieran estos conocimientos por lo que algunos autores llaman la "técnica de ósmosis"(23). Pero en la Universidad no sólo hay alumnos. No todos los docentes han podido formarse adecuadamente para impartir el nuevo modelo de enseñanza. Muchos se han adaptado poco a poco, porque para ellos la tecnología también es algo nuevo, aprendiendo el uso de las TIC por ensayo-error y por el apoyo prestado de unos compañeros a otros, ejerciendo de educador de sus propios colegas aquel que consigue aprender algo nuevo. En este sentido, la adaptación del alumnado ha sido más fácil por ser la mayoría nativos digitales(24). Por tanto, el proceso de inclusión de las TIC en la formación curricular de los enfermeros pasa por transformar los centros docentes en un nuevo tipo de instituciones cuya enseñanza ha de apoyarse en nuevas herramientas. Y la innovación no sólo se refiere a la tecnología, sino a sus concepciones prácticas y pedagógicas. La asimilación de las TIC es un problema institucional, cuya atención no puede sólo estar dirigida a la adquisición de equipamiento tecnológico, sino también a perfeccionar el proceso y los escenarios en los que se desarrolla la enseñanza. En definitiva, se ha creado un nuevo concepto de formación académica superior donde las instituciones, en general, y los docentes universitarios, en particular, deben transformarse y adaptarse a los cambios para hacer frente a las nuevas demandas educativas de las sociedades del conocimiento(25). Tienen la responsabilidad de contribuir, con una práctica educativa innovadora, a la formación integral de individuos con competencias suficientes para incorporarse fácilmente a la dinámica de las sociedades del conocimiento con el apoyo de las TIC.

CONSIDERACIONES FINALES

Sin duda, los avances tecnológicos a lo largo de la última década han proporcionado mejores oportunidades a los educadores para ser más innovadores en el aula y en la enseñanza clínica, debido a que los profesores y estudiantes tienen acceso remoto a cualquier tipo de información que pueda guiar sus actividades prácticas y de aprendizaje en el entorno clínico, el aula, y a distancia. Además, los recursos online suelen resultar atractivos a los estudiantes, captan su atención cuando desarrollan actividades de aprendizaje basadas en casos auténticos y les ofrecen un completo repertorio de herramientas y enlaces. Por lo general, el aprendizaje basado en web suele ofrecer una menor tasa de abandono(26). Esto no solo repercute en la formación y calidad educativa de estudiantes, docentes y graduados, sino que favorece la alfabetización digital, adquisición de destrezas en el uso de la TIC a nivel docente y estudiantil y aumenta el acceso a la formación, disminuyendo las distancias geográficas. Las características de la web 2.0 permiten utilizar Internet para amplificar la información que se comparte y globalizar las conexiones, así como nuevas formas de organizarse y llevar a cabo acciones de manera colaborativa que antes no podían realizarse. De esta forma, se produce un intercambio de información que permite un continuo análisis y refinamiento, reinterpretación y emisión, convirtiéndose en una potente herramienta de generación de conocimiento hecho que, en elámbito sanitario, abre un enorme potencial para mejorar la salud del individuo y de la comunidad, de lo que los profesionales de la salud deben ser conscientes y aprovecharse.

BIBLIOGRAFÍA

1. Arandojo Morales MI. Nuevas tecnologías y nuevos retos para el profesional de Enfermería. Index Enferm [Internet]. 2016 [Acceso 20/06/2017]; 25(1DŽ):38ᆽ. Disponible en: http://www.index-f.com/index-enfermeria/v25n1DŽ/10155.php.

2. Roca JM. ¿Qué son las TIC? InformeTICfacilcom [Internet]. 2013 [Acceso 18/06/2017]; Disponible en: http://www.informeticplus.com/que-son-las-tic.

3. Tejada Domínguez FJ, Ruiz Domínguez MR. Aplicaciones de Enfermería basadas en TIC´s. Hacia un nuevo Modelo de Gestión. ENE, Revista de Enfermeria [Internet]. 2010 [Acceso 20/06/2017]; 4(2):10NJ. Disponible en: http://www.ene-enfermeria.org/ojs/index.php/ENE/article/viewFile/127/110.

4. International Council of Nurses. Definition of Nursing [Internet]. Geneva (Switzerland): ICN; 2017 [Acceso 20/06/2017]. Disponible en: http://www.icn.ch/who-we-are/icn-definition-of-nursing/.

5. Chaves M, Menezes Brito M, Cozer Montenegro L, Alves M. Competencias profesionales de los enfermeros: el método developing a curriculum como posibilidad para elaborar un proyecto pedagógico. Enferm glob [Internet]. 2010 [Acceso 20/06/2017]; 18. Disponible en: http://revistas.um.es/eglobal/article/view/93721

6. Ferro Soto C, Martínez Senra AI, Otero Neira MC. Ventajas del uso de las tics en el proceso de enseñanza-aprendizaje desde la óptica de los docentes universitarios españoles. EDUTEC, Revista Electrónica de Tecnología Educativa [Internet]. 2009 [Acceso 20/06/2017]; 29. Disponible en: https://ecaths1.s3.amazonaws.com/ticeducacionsuperior/788871931.ART_1_Ventajas%20TICS.pdf.

7. Vidal Ledo M, Vialart Vidal MN, Hernández García L. Redes de aprendizaje. Educación Médica Superior [Internet]. 2012 [Acceso 20/06/2017]; 26(1). Disponible en: http://www.ems.sld.cu/index.php/ems/article/view/16/16.

8. Leal Costa C, Díaz Agea JL, Rojo Rojo A, Juguera Rodríguez L, López Arroyo MJ. Practicum y simulación clínica en el Grado de Enfermería, una experiencia de innovación docente. REDU: Revista de Docencia Universitaria. 2014;12(2):421ᇇ.

9. Juguera Rodríguez L, Díaz Agea JL, Pérez Lapuente ML, Leal Costa C, Rojo Rojo A, Echevarría Pérez P. La simulación clínica como herramienta pedagógica. Percepción de los alumnos de Grado en Enfermería en la UCAM (Universidad Católica San Antonio de Murcia). Enfermería Global [Internet]. 2014 [Acceso 20/06/2017]; 33:175ᇮ. Disponible en: http://scielo.isciii.es/pdf/eg/v13n33/docencia3.pdf.

10. Parker BC, Myrick F. A critical examination of high-fidelity human patient simulation within the context of nursing pedagogy. Nurse Education Today [Internet]. 2009 [Acceso 20/06/2017]; 29:322Nj. Disponible en: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S0260691708001561.

11. Durá Ros MJ. La simulación clínica como metodología de aprendizaje y adquisición de competencias en enfermería [Tesis]. Madrid: Universidad Complutense de Madrid. Facultad de Enfermería, Fisioterapia y Podología; 2013.

12. Carta de Otawa para la Promoción de la Salud. 1ª Conferencia Internacional sobre la Promoción de la Salud. 21 de noviembre de 1986; Otawa: OMS; 1986.

13. Carta de Bangkok para la promoción de la salud en un mundo globalizado. 6ª Conferencia Internacional sobre la Promoción de la Salud. 7ᆟ de agosto de 2005 Bangkok: OMS; 2005.

14. Fontanet Cornudella G, Cuxart Ainaud N, Fernández Ferrín C, Luis Rodrigo MT. La Enfermera virtual, un portal de educación y promoción para la salud. Metas de Enferm. 2010;13(7):50dž.

15. Traver Salcedo V. El ePaciente y las redes sociales: ITACA-TSB; 2011.

16. Fontanet G. El potencial de las TICs y la Web 2.0 para la promoción de la salud. RISAI. 2013;5(1).

17. Máñez Ortiz MA. La web 2.0 y la gestión sanitaria. En: Unidades docentes de la Escuela Nacional de Sanidad [Internet]. Madrid: Escuela Nacional de Sanidad; 2013 [Acceso 22/06/2017]. Unidad didáctica 11. Disponible en: http://e-spacio.uned.es/fez/eserv.php?pid=bibliuned:500929&dsID=n11.10_La_gesti__n_sanitaria.pdf.

18. Galimany Masclans J, Garrido Aguilar E, Estrada Masllorens JM, Girbau Garcia MR. Formación de los profesionales de la salud en un contexto asistencial con uso de las tecnologías de la información y la comunicación. FEM [Internet]. 2013 [Acceso 22/06/2017]; 16(3):127ᆲ. Disponible en: http://scielo.isciii.es/pdf/fem/v16n3/colaboracion.pdf.

19. Martinez Corbalán ED, López Montesinos MJ. El conocimiento y aplicabilidad de las nuevas tecnologías en el profesional de Enfermería. RECIEN [Internet]. 2011 [Acceso 22/06/2017]; (2). Disponible en: http://www.recien.scele.org/documentos/num_2_may_2011/art_orig02_conocimient_aplicab_nuev_tecnolog_dolor_mtez_corbalan_mj_lopez_montesin.pdf.

20. Carrión Robles T. La Enfermería en la Sociedad Red. RIdEC [Internet]. 2011; 4(1):47 - 53. [Acceso: 22/06/2017]. Disponible en: http://www.enfermeriacomunitaria.org/web/attachments/article/127/RIdEC_v4_n1.47.opinion.pdf.

21. Jetté S, Tribble DS, Gagnon J, Mathieu L. Nursing students' perceptions of their resources toward the development of competencies in nursing informatics. Nurse Education Today. 2010;30:742ᇂ.

22. Dixon BE, Newlon CM. How do future nursing educators perceive informatics? Advancing the nursing informatics agenda through dialogue. J Prof Nurs [Internet]. 2010 [Acceso 30/05/2017]; 26(2):82Nj. Disponible en: http://www.sciencedirect.com/science/article/pii/S8755722309000866.

23. Bond CS. Surfing or still drowning? Student nurses’ Internet skills. Nurse Education Today. 2010; 30:485–8.

24. Morales Gil IM. ¿Qué cambio han supuesto las TIC en la enseñanza universitaria de Enfermería? Revista Cuidandote [Internet]. 2014 [Acceso 19/06/2017]; 8(3)Disponible en: http://revistacuidandote.eu/fileadmin/VOLUMENES/2014/Volumen8/Articulos/2Que_cambio_han_supuesto_las_TIC_en_la_ensenanza_universitaria_de_Enfermer__.pdf.

25. Fraile Calle L. Estilos de Aprendizaje e identificación de actitudes y variables vinculadas al uso de las TICs en los alumnos de Enfermería de la Universidad de Salamanca [Tesis]. Salamanca: Universidad de Salamanca. Facultad de Educación; 2011.

26. Fernandez Aleman JL, Carrillo de Gea JM. Una Revisión de la Enseñanza de la Enfermería basada en las TIC's. RevistaeSaludcom [Internet]. 2010 [Acceso 22/06/2017]; 6(22). Disponible en: https://www.researchgate.net/publication/268050259_Una_Revision_de_la_Ensenanza_de_la_Enfermeria_basada_en_las_TIC.

Refbacks

  • No hay Refbacks actualmente.




 A MC Rosell. El que la conoció, no pudo evitar enamorarse de ella.

El cuidado forma parte de la realidad y puede ser científicamente explicado

Licencia de Creative Commons